Una buena idea si necesitas comer fuera de casa regularmente es comprar productos frescos, cocinar en

casa (¡con YouTube todos podemos!) y llevar tus alimentos y bebidas en envases reutilizables. De esta

manera comes sano y evitas de paso los envases de un solo uso.