Nuevas Colecciones


TARDES DE CÓCTEL


“Un Vodka Martini mezclado, no agitado”, es una de las frases más famosas del agente secreto británico Bond, James Bond, y que ayudó a popularizar este cóctel alrededor del mundo. Y así como esta, muchas otras preparaciones se han ido convirtiendo en verdaderos referentes culturales, que incluso se asocian a lugares o experiencias específicas. Por ejemplo, el Ramazzotti, licor elaborado en base a flores hibisco y de azahar, cuyo cóctel con espumante o tónica nos llevan inmediatamente a una puesta de sol en alguna playa italiana (con la música de Eros Ramazzotti de fondo por supuesto). Mismo espíritu tiene el Aperol, cuyo origen italiano y versión Spritz, con espumante, también nos traslada a un “sunset” playero con los pies en la arena y sin preocupaciones. Porque los cócteles y ciertas preparaciones espirituosas tienen esa cualidad de predisponernos a un buen momento. Y para preparar los mejores cócteles, ideal es contar con las herramientas necesarias como cocteleras, hieleras, copas y accesorios indispensables como revolvedores y medidores para sacar todo el talento creativo a la hora de atreverte con la mixología (especialmente en año nuevo).


Y no es necesario sumar alcohol a tus cócteles. En el último tiempo ha tomado fuerza una tendencia de los llamados mócteles, es decir, cuidadas preparaciones, que se asemejan a los de la coctelería, pero sin el alcohol. Ideal para los que no gustan de las bebidas espirituosas, o para cuando debes manejar, o cuando simplemente no tienes deseos de beber alcohol, los mócteles utilizan frutas, refrescos, hierbas, incluso hasta cremas y helados, tratando siempre de usar al máximo la creatividad e imaginación. Aunque también puedes realizar versiones de cócteles famosos como un bloody mary o una piña colada, pero sin el componente etílico, preparaciones que servidas en nuestras copas de cócteles o incluso en la misma de Martini, llevan tu reunión o celebración con amigos o familiares a otro nivel.


Conócelos Todos