Nuevas Colecciones


EL PODER DE LOS AROMAS


¿Cómo puede desatarse una emoción o sensación con solo oler? Hay una explicación biológica para ello: los receptores olfativos de la nariz envían mensajes al sistema límbico, que es la zona del cerebro que controla las emociones, de ahí el efecto. De esta manera, cuando olemos un ramito de lavanda, por ejemplo, el cerebro nos dice “tómalo con calma”. Y entramos enseguida en un estado emocional distinto, propenso al equilibrio y a la relajación. Por eso nuestras abuelas llenaban saquitos con flores de lavanda y los ubicaban cerca de la cama, porque ellas sabían que así era más fácil dormir.

Hoy seguimos teniendo esa opción natural, pero también la de impregnar el ambiente con un aroma esencial, es decir, aquello que provienen de flores y plantas, mediante difusores, como los de cerámica e incluso aquellos con entrada USB como los que tenemos en Casaideas.

Y cada esencia posee distintas propiedades. Si lo que necesitas es disminuir un momento de angustia o irritación, un aroma a naranja dulce es lo más apropiado, porque quita el estrés y levanta el ánimo. Y si quieres energizarte por la mañana, el aroma a lemongrass funciona como un vitalizante muy poderoso, aconsejable también para lograr concentración. Su olor es fresco y chispeante.


Otra manera de regalarnos emociones a través del olfato es utilizando velas. Y en esta nueva colección te presentamos las velas de soya, que en apariencia lucen igual que las tradicionales, pero la diferencia es que no se elaboran con parafina, sino que con el aceite de esta planta y algunas de sus diferencias es que se consumen más lentamente y no generan dióxido de carbono durante su combustión, lo que las hace ideales en ambientes interiores y espacios cerrados. En esta temporada tenemos tres versiones de estas velas, cuyas esencias sirven para intencionar un momento: Dulces sueños, con lavanda, manzanilla y bergamota; Refugio, con naranja dulce, canela y palmarosa; y Energía, con pomelo, jengibre y lima.


Conócelos Todos