Nuevas Colecciones


CUIDARSE HACE BIEN


La velocidad de los días nos hace olvidar que nuestro cuerpo y mente también necesitan espacios de descanso. Hacer deporte, tomar una clase de yoga, disfrutar del té que más nos gusta, escuchar esa canción que nos hace bien, o simplemente hacer nada, son necesarios momentos de autocuidado que nos ayudan a tener una mejor calidad de vida. Para ello, es importante generar esos espacios y transformarlos en parte de nuestra rutina. ¿Cómo hacerlo? Debes preguntarte qué te hace feliz o relaja. Esa respuesta interna será la clave para dejar unas horas del día para, por ejemplo, ver una serie, avanzar en tu puzzle, plantar algunas semillas en tu jardín o maceteros de tu terraza, tocar la guitarra, pintar, etc. Nadie más que tú sabe cuál es ese pasatiempo que te hace sentir libre. Respeta siempre ese momento o día en tu semana, anótalo en tu agenda o el recordatorio del celular; e incluso si lo compartes con tus hijos, amigos o pareja, resulta más motivante de hacer. Lo fundamental es que no te olvides de tu tiempo libre. Pausas de bienestar que el doctor en filosofía Elisha Goldstein describe en su libro ‘Descubre la felicidad con Mindfulness’ como “compasión hacia uno mismo”.


Si ese “momento propio” quieres vivirlo en tu hogar, puedes programar, por ejemplo, una sesión de spa en tu baño o donde nadie te interrumpa, tal vez una vez por semana. En ese tiempo para ti, puedes darte un baño de tina y sumar música que te relaje y desconecte (ideal son las listas con sonidos de la naturaleza). También puedes exfoliar tu cuerpo con guantes especiales para ello o hacerte una limpieza facial y humectar tu rostro con mascarillas hidratantes, e incluso replicar ese make up de tu youtuber favorita. Hay miles de ideas y productos para hacer una pausa en el día y generar un necesario espacio de autocuidado.


Conócelos Todos