Nuevas Colecciones


APRENDER JUGANDO


No existe frase más adecuada para el aprendizaje en la infancia que "aprender jugando". Tirados en el piso o sentados a la mesa, niñas y niños pueden ir adquiriendo habilidades intelectuales y motoras con la ayuda de determinados juegos y juguetes. Y no se trata de convertirlos en geniecillos, no, sino de brindarles desde su más temprana niñez herramientas que los apoyen en su correcto desarrollo psicomotor. ¿A qué llamamos desarrollo psicomotor? Según especialistas, se trata del conjunto de habilidades sicológicas, emocionales, sociales, cognitivas y motoras que adquiere un niño de forma continua y progresiva a lo largo de su infancia. Cada proceso es individual, pues estará influenciado por la genética, la maduración de su sistema nervioso y, muy importante, por los estímulos ambientales.


Y es en esta parte, en la estimulación externa, donde mamás, papás y cuidadores entran en acción. ¿Cómo? Eligiendo para ellos juguetes didácticos especialmente durante la primera infancia. Juguetes diseñados según la edad de niñas y niños y con el objetivo de potenciar áreas de desarrollo como la cognitiva, lenguaje y motora. Por ejemplo, los bloques para armar o encajar desarrollan coordinación ojo-mano, lógica y motricidad fina.

Para niñas y niños más grandes, los puzzles ayudan a entrenan la motricidad fina, mejorar la coordinación óculo-manual y ejercitar la concentración (¡y la paciencia!). Y los juguetes con formas de animales por su parte, estimulan la imaginación, la afectividad, el amor por la naturaleza y la expresión de emociones.


Conócelos Todos