Olor a navidad

Si hay algo de lo que disfrutamos es de cocinar y hornear deliciosas preparaciones navideñas como por ejemplo, esas infaltables galletas de Navidad. Y no solo se trata de un delicioso panorama, sino que también existe un beneficio emocional. Estudios científicos descubrieron que los olores producidos al hornear tienen un efecto particularmente poderoso en la memoria emotiva. Eso no es todo, ya que la vainilla, uno de los ingredientes tradicionales en estas galletas, es el aroma más agradable que existe, independiente de su origen cultural.

Hornear puede ser una actividad muy divertida para hacer en equipo, un momento en que la familia y los amigos pueden reunirse y pasarlo bien cocinando. Y por esta misma razón, el resultado, mientras sea delicioso, no importa cómo luzca. Porque aunque en Casaideas tengamos los más lindos moldes y cortadores a veces las galletas no lucen como en las películas. Lo importante es poner cariño, ponerse un delantal navideño, envolver con bolsitas o cajitas y seguir esta clásica receta:

Receta galletas navidad

GALLETAS:

300 gramos de harina con o sin polvos de hornear
200 gramos de mantequilla
75 gramos azúcar impalpable
30 gramos de miel de abejas
1 cucharada sopera de vainilla
1 ½ cucharadita jengibre en polvo
1 cucharadita de canela
Pizca de nuez moscada y clavo de olor
Ralladura de 1 limón

GLASÉ:

300 gramos de azúcar impalpable
1 clara de huevo
Gotas de jugo de limón
Colorantes de alimentos.

Paso a paso:

Mezclar la harina, azúcar, mantequilla y miel (puedes calentarla un poco)

Sumar el jengibre, canela, nuez moscada y clavo de olor (pizca)

Seguir mezclando y adicionar la vainilla y la ralladura, que puede ser de naranja o mandarina también.

Unir todo con la mano hasta lograr una masa, pero no amasar.

Reservar en una bolsa hermética durante una hora en el refrigerador.

Sacar la masa, poner un poco de harina en el mesón y usar el uslero para estirar. Dejar de un grosor de 3mm aprox. Precalienta el horno a 180 grados.

Cortar con el molde y ayudarse con una espátula para despegar las galletas del mesón.

Ponerlas sobre papel mantequilla o lámina de horno para evitar que se peguen en la lata del horno.

Llevar al horno a 180 grados por 10 minutos.

Para el glasé, batir la clara a temperatura ambiente, con unas gotitas de limón, y cuando comience a espumar, sumar el azúcar lentamente hasta lograr un punto donde se formen picos y no caiga de la batidora.

Separar el glasé en distintos recipientes según la cantidad de colores a usar (si está muy espesa la mezcla, puedes sumar un poco de agua).

Esperar a que las galletas se enfíen para decorar. Puedes usar una manga.

 

Conócelos todos