AMOR ETERNO A LAS PANTUFLAS

Una de las mejores sensaciones al llegar a casa después de un día agotador es cruzar la puerta, sacarte los zapatos y ponerse pantuflas. Hace un poco más de dos años que las pantuflas empezaron a tener protagonismo en nuestras casas gracias a la pandemia y nos acostumbramos aún más a usarlas ahora que estamos en vidas con trabajo híbrido. ¿Quién no ha estado en el último tiempo en una reunión de teletrabajo en pantuflas mientras estas dejan respirar los pies conservando al mismo tiempo el calor?

_

Incluso son tan prácticas, cómodas y familiares, que con algunos modelos de suela más gruesa, podemos salir a comprar a la esquina o sacar a pasear a la mascota. Además, protegen nuestros pies sin dejar de brindar esa sensación como de andar descalzos. Si estás con pantuflas, puedes ahorrarte un poco el dolor de pasar a llevar el dedo chico del pie con la cama y/o esquivar los vidrios cuando se nos cae y rompe un vaso.

Encuentra tu favorita

Existen pantuflas de diferentes materialidades, modelos y hasta altura. Y si existe una amplia oferta es porque cada persona pueda encontrar la que necesita según sus gustos. Por ejemplo, si las usas para transitar entre tu casa y el patio o jardín, puedes optar por pantuflas de suela alta o la pantufla parka de la nueva colección. Si tu piso es de madera u otra superficie en la que podemos resbalar, revisa que tenga antideslizante y si buscas abrigo y pies calientitos, puede que necesites algo más peludo y esponjoso. Para las que gustan de suelas más blandas, las nuevas pantuflas pant jersey son las indicadas, y quienes buscan una pantufla cómoda, con estilo y que pueden usar hasta en la calle, la nueva pantufla furry es la solución.

Datoideas: Para que tus pantuflas queden relucientes, antes de echarlas a la lavadora asegúrate de limpiar la suela con una toalla desinfectante. Si tiene alguna mancha en su cubierta, se aconseja que uses algún detergente quitamanchas.

COMPRE AHORA